Blogia
LOS VERDES DE COLLADO VILLALBA "EQUO COLLADO VILLALBA"

CORRIDAS DE TOROS

CORRIDAS DE TOROS El término "fiesta brava" no es un término apropiado, pues en primer lugar, no es ninguna fiesta torturar y matar a un animal y en segundo lugar el toro está tan confuso, psicológicamente atormentado y físicamente debilitado que es difícil clasificarlo como “bravo”. Por otro lado. ¿Cuán bravo puede ser un herbívoro? Los aficionados justifican el acto denominándolo una "tradición". Los opositores a las corridas de toros mantienen que no importa cuál sea la historia, las corrida de toros son un acto cruel que debería pertencer a pasado.

El negocio
Uno de los grupos que más apoya las corridas de toros es la industria del turismo. Los agentes de viaje y los promotores de las corridas de toros describen la lucha como una competencia festiva y justa. Lo que ellos no revelan es que los toros nunca tienen la posibilidad de defenderse, y mucho menos de sobrevivir. br>
Muchos ex-toreros reconocidos han informado que a los toros se los debilita intencionalmente golpeándolos en los riñones y colgándoles pesas alrededor del cuello durante varias semanas antes de la lucha.1 La Fundación Brigitte Bardot, un grupo francés que se opone a las corridas de toros, describe otros métodos utilizados para el debilitamiento de los toros: "La mayoría de las veces los animales entran al ruedo ciegos porque se los deja en la oscuridad durante 48 horas" antes del enfrentamiento. "Luego la gente golpea con bolsas de arena la cabeza del animal—por mucho tiempo y violentamente—para privar (al toro) de (sus) sentidos..."

Una práctica habitual es "rasurar" los cuernos de los toros serruchándoles algunas pulgadas. Los cuernos de los toros, al igual que los bigotes de los gatos, ayudan a los animales a orientarse, con lo cual un cambio repentino altera su coordinación. El rasurar es una práctica ilegal. Por ello, a veces, después de la corrida un veterinario examina los cuernos del toro. Sin embargo, en 1997 la Confederación de Profesionales de Corridas de Toros, incluyendo 230 matadores de España, realizaron una huelga en oposición a dichas inspecciones veterinarias. Los manifestantes reclamaban que los veterinarios no tenían la "experiencia suficiente" para examinar a los toros.3 No obstante, muchos reconocen esto como otros de los aspectos de la corrupción que se infiltra en un negocio que proporciona a cada uno de los matadores profesionales más de US$ 1 millón al año. En 1996 España registró un total de US$ 1.400 millones en la venta de entradas.4

Mutilación sistemática
En un evento típico, el toro entra en el ruedo y es abordado por hombres que lo agotan corriendo a su alrededor en círculos y engañándolo para que se golpee. Cuando el toro está cansado y le falta el aire, se le acercan los picadores. Los picadores son hombres que montan sobre caballos cuyos ojos están vendados y que insertan lanzas dentro del lomo y músculos del cuello del toro. Esto dificulta la capacidad del toro de levantar su cabeza.5 Ellos giran y presionan las lanzas para asegurarse de que el toro pierda una gran cantidad de sangre. Luego aparecen los banderilleros a pie, quienes se encargan de distraer al toro y se precipitan hacia él mientras le clavan más lanzas. Cuando el toro se ha debilitado como consecuencia de la pérdida de sangre, estos banderilleros corren alrededor del toro en círculos hasta que se marea y la persecución se detiene. Finalmente, aparece el matador y luego de provocar algunas exhaustas embestidas del animal moribundo, trata de matar al toro con su espada. Tras la estocada final, un nuevo verdugo es llamado al ruedo para apuñalar hasta la muerte al agotado y sumiso animal. 6 La daga debería cortar la médula espinal, pero aún esto puede fracasar dejando de esta forma al toro totalmente consciente pero paralizado mientras el matador le corta oreja y rabo como trofeo, para después encadenar sus cuernos y arrastrarlo fuera del ruedo.

"Puedo entender cómo la gente ve esto como una barbarie", dijo un reconocido matador francés de 19 años, Chamaco, pero "la matanza del toro es como la firma de una pintura", excepto que esta "pieza" es rápidamente descuartizada para vender su carne. Este mismo matador es famoso por entretener a la audiencia. "Él le grita al animal, haciendo gestos salvajes y triunfales, provocándolo, hostigándolo y suplicándole que baile con él", describe un espectador. 7 Si el público está contento con el matador, las orejas y cola del toro son cortadas y presentadas como un premio. Algunos minutos más tarde, otro toro ingresa al ruedo y el ciclo comienza nuevamente.

Otras víctimas
Los toros no son las únicas víctimas de la plaza. El editor de una revista estadounidense que está a favor de las corridas de toros admitió que a los caballos utilizados en las corridas se les "administra drogas detrás de la oreja. A los caballos los drogan, les vendan los ojos para que no huyan del toro (a quien temen por naturaleza) y los golpean con frecuencia".8 Estos caballos, que son a menudo corneados, generalmente tienen las orejas tapadas con periódicos mojados para debilitar su capacidad auditiva, y sus cuerdas vocales son frecuentemente cortadas para que su llanto no distraiga a la audiencia. Los caballos son con frecuencia caballos de arado muy viejos para ser de utilidad y terminan siendo derribados por toros que llegan a pesar hasta media tonelada.9 En ocasiones los toros cornean a los caballos y sus heridas son rellenadas con paja para que no se vean la sangre ni las vísceras.

La reproducción de los toros
La cría selectiva de toros ha permitido a los ganaderos crear un toro que morirá de una manera más satisfactoria para el público.11 Los toros son elegidos para cruzarse con vacas que cuando son atacadas con lanzas, siempre responden embistiendo de la misma manera. Ellos son criados para volver a ser torturados reiteradamente. 12

Otros rituales de abuso
La corrida de toros mexicana también incluye la novillada, o corrida de novillos. Los toros bebés, algunos de tan sólo unas pocas semanas de vida, son traídos dentro del ruedo en donde espectadores, muchos de los cuales son niños, los apuñalan hasta la muerte. Estas masacres finalizan cuando los espectadores cortan las orejas y la cola de las pequeñas crías que por lo general están totalmente conscientes y echadas sobre su propia sangre.13
Las llamadas "corridas de toros no sangrientas" que son legales en muchos estados de Estados Unidos suponen la participación de personas que provocan y atacan al toro. Si bien el molestar y el abuso son parte del espectáculo, la matanza debe ser realizada fuera del ruedo.

En Colombia hay un festival anual en el cual los toros solitarios son atormentados por miles de personas que creen que están probando su "valentía" (ayudados por un ambiente festivo y grandes cantidades de alcohol). "Si nadie muere es aburrido", lamenta Carlos Pérez, jefe del comité que organizó dicho evento en 1996. Pero el mismo torero colombiano Luis Cuadrado admite, "es sólo un toro contra miles de imbéciles". Cuadrado prefiere sentarse en el piso hasta que el toro está lo suficientemente cerca para clavarle la lanza, luego de esto se escabulle inmediatamente para estar seguro. Estos festivales duran entre 4 y 5 días, con por lo menos 35 toros matados cada día. 14

La oposición
En 1567, el Papa Pío V decretó que "las exhibiciones de animales o toros que son torturados son contrarias a los deberes cristianos y a la piedad". Él pidió que "se le ponga fin a aquellas diversiones sangrientas, miserables y más apropiadas para los demonios que para el hombre". 15 Los mismos seguidores de las corridas de toros no pueden negar que tal práctica es una barbarie. El autor mexicano Eduardo del Río, quien glorificó la matanza de los toros en sus libros, describió las corridas de toros como "una barrera para la humanización del hombre".16 Lyn Sherwood, editor de una revista a favor de las corridas de toros, declaró orgullosamente, "no tengo ningún problema moral de promover algo que considero moralmente injustificable". 17

La mayoría de estas prácticas son ilegales en Estados Unidos por su crueldad intrínseca. Pero los turistas, especialmente proveniente de Estados Unidos, hacen que las corridas de toros continúen siendo un negocio. Al mismo tiempo, más jóvenes hispanos están protestando contra este crudo ritual y en 1992, Madrid fue asediada por 400 manifestantes españoles que pedían ponerle fin a la práctica. 18

En todo el mundo han surgido grupos que están en contra de las corridas de toros, incluyendo la agrupación Compasión por el Toro, OLGA, Alternativa Española para la Liberación Animal, Derechos para los Animales, LIBERA!, la Peña Mexicana Antitaurina y la Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Animales en Tijuana y Ciudad de México.

El Partido Verde español ha estado trabajando con la Asociación para la Defensa de los Derechos del Animal (ADDA) para prohibir las corridas de toros. En Abril del 2004 Barcelona fue declarada Ciudad antitaurina gracias a una campaña que juntó 260 mil firmas. Aunque esto no significa la prohibición de las corridas de toros, es un avance moral que da pie a que se siga trabajando para su total prohibición.

La única manera de acabar con esta horrenda tradición es dejando de asistir a estos espectáculos. Es necesario dirigirse a los turistas y agencias de viajes para que no promuevan más este tipo de eventos.
FUENTE:PETA
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

luisa fernanda -

hola pues les comento que con mis compañeras del colegio de proyecto de grado queremos hablar sobre la matanza del los toros para que todos se den cuenta de que eso no es nada de cultura entoncs ps nosotras pues hemos estado buscando ayuda para que nos ayuden en el proyecto

DIEGO FERNANDO BUITRAGO -

abomino y detesto las corridas hay que educar y acabar con esta estupides
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres