Blogia
LOS VERDES DE COLLADO VILLALBA "EQUO COLLADO VILLALBA"

LA VIDA DESPUES DEL COLAPSO PETROLERO ( 1 PARTE )

)

Por el contrario, es la conclusión científica de los geólogos, físicos y banqueros inversionistas más respetados y mejor remunerados del mundo. Estos son individuos racionales, profesionales y conservadores que se encuentran aterrados por el fenómeno conocido como “Pico Petrolero” global.

“¿Se nos está acabando? Yo pensé que nos quedaban como para 40 años mas”

El petróleo no va a simplemente “acabarse”, puesto que toda la producción petrolera sigue una curva en campana. Esto es cierto aún si estamos hablando de un yacimiento, de un país o de todo el planeta.

El petróleo es progresivamente abundante en la parte ascendente de la curva, y progresivamente escaso en la descendente. El pico de la curva coincide con el punto en el cual la herencia de petróleo ha sido consumida en un 50%. Una vez superado el pico, la producción petrolera comienza a descender a medida que su precio aumenta. En términos prácticos y considerablemente sobre simplificados, esto significa que si el año 2000 fue el año de producción global pico, la producción del 2020 será la misma que la de 1980. No obstante, la población mundial será aproximadamente el doble y mucho mas industrializada (petróleo-dependiente) que en 1980. Consecuentemente, la demanda mundial de petróleo sobrepasará la producción del mismo en forma significativa, resultando en disparada de precio, derrumbe de economías petróleo dependientes y explosiones de guerras por los recursos.

El tema no es tanto “que se acabe” como que, no tengamos suficiente para mantener viable nuestra economía. Desde este punto de vista se podría comparar con las necesidades de agua para nuestro organismo. El cuerpo humano contiene un 70% de agua. Un hombre de 80 Kg. tendrá por lo tanto 56 k.o. de agua. Dado que el agua es imprescindible para toda la actividad metabólica del hombre, no necesita perder estos 56 k.o. para colapsar deshidratado, con sólo perder entre 8 y 12 Kg. de agua moriría.
De la misma forma, una petroeconomía como la nuestra, no necesita agotar por completo las reservas petroleras para comenzar el colapso. Una diferencia en menos de tan sólo el 10- 15% entre la demanda y la producción será suficiente para destruir por completo una economía petrodependiente y reducir a sus ciudadanos a la pobreza. Los efectos de aún pequeñas caídas de la producción pueden ser devastadores. Por ejemplo, durante los shocks petroleros de los años 70, caídas de tan sólo 5% produjeron incrementos de casi cuatro veces en el precio. Algo parecido ocurrió en California hace unos pocos años con el gas natural: una caída de producción de 5% produjo un incremento de precios del 400%. Afortunadamente esos shocks fuero sólo transitorios.

Los shocks que se avecinan no van a ser tan cortos. Representan el comienzo de una nueva condición permanente. Una vez que comience la declinación, la producción caerá (conservadoramente) un 3% por año, todos los años.

Esta estimación proviene de numerosas fuentes no siendo el menos importante el mismísimo Vicepresidente Dick Cheney. En un discurso de 1999, cuando aún era Vicepresidente de Halliburton, Cheney dijo:
Algunas estimaciones indican que habrá un crecimiento anual promedio de 2% en la demanda global de petróleo en los años venideros a la par de, conservadoramente, una declinación de 3% de las reservas existentes. Esto significa que para el 2010 necesitaremos unos 50 millones de barriles diarios adicionales.

La estimación de Cheney se encuentra sustentada por los cálculos de numerosos científicos, apolíticos y ahora retirados que creen que la producción global de petróleo hará pico y entrará en declinación Terminal en los próximos cinco años.

Algunos geólogos suponen que el 2005 será el último año de la bonanza de petróleo barato, mientras que las estimaciones provenientes de los círculos íntimos del petróleo indican “una brecha aparentemente infranqueable entre la oferta y demanda comenzando en el 2007” que dará lugar a faltantes importantes de combustibles y fallas de energía crecientes comenzando alrededor de 2008-2012.

Las consecuencias a largo plazo del Pico Petrolero sobre su forma de vida son algo difícil de creer. A medida que nos deslicemos por la curva descendente de la campana de producción petrolera nos encontraremos entrando en lo que algunos científicos están denominando “La edad de piedra post-industrial”

El Pico Petrolero también es llamado “El Pico de Hubert”, recordando al geólogo de Shell, Dr. Marion King Hubert. En 1956, pronosticó con seguridad que la producción petrolera doméstica de los EEUU haría pico en 1970. También pronosticó que la producción global haría pico en 1995, cosa que hubiese ocurrido de no ser que los shocks creados políticamente en los 70´s demoraron esto unos 10 a 15 años.

"¿Y qué? Si el precio de la nafta se dispara, uso menos el auto. ¿Qué me importa?"

Porque los petroquímicos son compuestos clave en mucho mas que el combustible de su auto. Como bien señala el geólogo Dale Allen Pfeiffer en su artículo “Comiendo Combustibles Fósiles”, es necesario aproximadamente 10 calorías de combustibles fósiles para producir cada caloría de alimento ingerido en los EEUU.

La magnitud de esta relación se debe al hecho que cada paso en la producción de alimentos se encuentra motorizado por petróleo.
1-Pesticidas. Derivados del petróleo
2-Fertilizantes derivados del amoníaco, a su vez del gas natural (que hará pico 10 o 15 años luego del petróleo)
3-Maquinaria agrícola, construidos y potenciados con petróleo.
4-Conservación. Las cámaras frigoríficas y heladeras son fabricadas usando petróleo, funcionan con energía del petróleo, gas o carbón.
5-Transporte. En los EEUU el alimento promedio es transportado unas 1500 millas hasta que llega a su mesa. En Canadá son 5000 millas.

Resumiendo, las personas comen petróleo como vehículos todo terreno de dos patas. No sólo la agricultura y el transporte dependen de petróleo barato y abundante. La medicina moderna, la distribución de agua y la defensa nacional son, cada uno y enteramente potenciado por petróleo o químicos derivados del mismo. Son necesarias cantidades importantes de petróleo para la construcción de plásticos, computadoras y todos los aparatos de alta tecnología. Algunos ejemplos específicos puede colaborar en la ilustración de hasta que punto nuestra vida diaria depende del petróleo.

1- La construcción de un auto promedio consume la energía equivalente a 27 barriles (1.142 galones) de petróleo. Finalmente, la construcción de un auto empleará el doble de su peso en combustibles fósiles.
2- La producción de un gramo de microchip consume 630 gramos de combustibles fósiles. Según la American Chemical Society, la construcción de un solo chip megabyte DRAM requiere 2,2 Kg. de combustibles fósiles sumado a 49 Kg. de agua.
3- La construcción de una PC promedio requiere 10 veces su peso en combustibles fósiles.
4- El Environmental Literacy Council nos dice que debido a “la pureza y sofisticación de los materiales necesarios para un microchip…la energía necesaria para la fabricación de diez computadoras es suficiente para producir un automóvil.

Cuando se considera el rol del petróleo en la producción de la tecnología moderna, se debe recordar que la mayoría de los sistemas alternativos de energía- incluyendo paneles solares/ nanotecnología solar, aerogeneradores, celdas de hidrógeno, producción de biodiesel, plantas de energía nuclear etc., dependen de tecnología sofisticada.

Que es más, todo aparato eléctrico utiliza plata, cobre y/o platino, cada uno de los cuales son descubiertos, extraídos, transportados y elaborados por maquinaria consumidora de hidrocarburos. Por ejemplo, Richard J. Barnet, en su libro The Lean Years: Politics of Scarcity (Los años flacos: Políticas de la Escasez), escribe:
Producir una tonelada de cobre requiere 112 millones de BTU, o el equivalente de 17,8 barriles de petróleo. El componente energético del costo de producción de aluminio es veinte veces superior.

La energía nuclear requiere de uranio que también es descubierto, extraído y transportado por maquinaria consumidora de hidrocarburos. La mayoría de los forrajes (soja, maíz etc.) para biocombustibles tales como biodiesel y etanol son producidos y cosechados utilizando los métodos de agricultura de alta tecnología descriptos mas arriba.

De esta forma, los denominados “alternativos” del petróleo vienen siendo “derivados” del mismo. Sin una fuente abundante y confiable de petróleo no contamos con forma alguna de transición hacia las alternativas de energía necesarias para el mundo moderno.
(Nota: Las alternativas al petróleo son discutidas en la parte II)

“¿Es la banca moderna totalmente dependiente de petróleo barato?”

Sí.

El sistema financiero global es absolutamente dependiente de una oferta en constante aumento de petróleo. Puesto que como se ha explicado hasta ahora, toda actividad económica desde el transporte a la producción de alimentos es petrodependiente, el dinero es meramente un símbolo de petróleo. El comentarista Robert Wise observa: No será una regla física, pero es cierto: dinero=energía. La riqueza real, líquida representa energía utilizable. puede ser canjeado por combustible, por trabajo o por productos elaborados por el trabajo humano o máquinas que consumen combustible. El costo real refleja el costo energético para hacer algo; el valor real refleja la energía expendida para construir algo.

Casi todo el trabajo efectuado en la economía mundial- toda la manufactura, construcción y transporte- es realizado con energía derivada de combustibles. En comparación, el trabajo realizado por el músculo humano es minúsculo. El grueso de esa energía proviene del petróleo y gas natural, las fuentes primarias de la riqueza mundial.

Como comenta el Dr. Colin Campbell en “The Financial Consequences of Peak Oil” la continuación de la expansión de esta riqueza es solo posible a medida que persista el incremento de producción petrolera:
Se va evidenciando que la comunidad financiera e inversora comienza a aceptar la realidad del Pico Petrolero que termina con la primera mitad de la Era del Petróleo. Aceptan que los bancos crearon capital durante esta era prestando mas dinero de lo que tenían en sus depósitos confiados en que el Crecimiento del Mañana alimentado por una energía de combustibles baratos era suficiente garante para las Deudas de Hoy.

Lo que el hombre común no siempre llega a reconocer es que “el crecimiento económico alimentado a petróleo” del cual habla el d.C. Campbell es absolutamente necesario para que puedan saldar sus deudas los individuos, las empresas y los gobiernos. El comentarista John La Grau escribe en la pp. 6 de su reporte de 11 sobre Petróleo Pico: …el servicio de la deuda requiere un crecimiento económico proporcionado con el monto de la deuda. La deuda industrializada de hoy se encuentra en su valor “dólar real” más alto en la historia humana. La deuda personal, corporativa y gubernamental, todos se encuentran en o cerca de los máximos históricos, y creciendo a velocidades sin precedentes. De ahí el crecimiento económico necesario para sostener semejante deuda en su record histórico.

Consiguientemente, una vez que el suministro de petróleo no pueda crecer más, el sistema financiero global colapsará a medida que los individuos, corporaciones y gobiernos caigan en default de sus deudas. Este colapso financiero, a su vez, debilitará más aún nuestra capacidad para desarrollar sistemas alternativos de energía. Cualquier programa de emergencia para el desarrollo de energía de nuevas fuentes requerirá un enorme aporte de capital, que precisamente no se encontrará disponible una vez colapsado el sistema monetario global.

Así, las consecuencias posteriores al Pico Petrolero, se extenderán mucho mas allá de cuanto pagará el litro de gasolina. Si UD se encuentra apuntando únicamente al precio del surtidor, mayor eficiencia de combustible en los sistemas de transportes o sistemas alternativos de energía, se encuentra mirando al árbol que oculta al bosque.

La administración Bush ¿Está al tanto de esta situación?

Absolutamente.

Como mencionamos anteriormente, Dick Cheney hizo la siguiente declaración a fines de 1999. Según algunos estimaciones, habrá un incremento promedio del 2% de crecimiento anual en la demanda global de petróleo en los próximos años, acompañado de, conservadoramente una caída natural de 3% en la producción de las reservas existentes. Esto quiere decir que para el 2010 necesitaremos algo en el orden de 50 millones de barriles por día.

Para colocar las declaraciones de Cheney en su verdadera perspectiva, recordemos que los países petroleros del mundo actualmente se encuentran bombeando a plena capacidad, y no producen más que 80 millones de barriles diarios. La declaración de Cheney fue una admisión tácita de la severidad del inminente Pico Petróleo, puesto que la posibilidad de que el mundo incremente su producción en tal enorme cantidad orilla lo ridículo.

Un Report, comisionado por Cheney y publicado en abril del 2001 no era menos preocupante:La más significativa diferencia entre la actualidad y una década atrás es la erosión extraordinariamente rápida en las capacidades de reservas en segmentos críticos de las cadenas energéticas. Hoy, los déficit parecen endémicos. Entre las más extraordinarias de estas pérdidas de capacidades de reserva se encuentra el campo petrolero.

No sorprende pues que George W Bush haya hecho eco de los sentimientos de Cheney. En mayo 2001, Bush dijo, “Lo que la gente necesita escuchar en forma clara y precisa es que en América se nos está agotando la energía”. Uno de los consejeros en energía de GW Bush, el banquero inversor Matthew Simmons se ha referido a la crisis inminente. (Nota: Aunque ha sido consejero en energía de Bush/Cheney, Simmons se considera absolutamente apartidario en cuestiones energéticas. Sus publicaciones son muy respetadas en la comunidad energética y banquera por su investigación y análisis altamente documentada, no partidaria y virtualmente infalible).

El Banco de Inversiones de Simmons, Simmons and Company Internacional, es considerada como el banco de inversiones en energía de mayor reputación mundial... Dado el linaje de Simmons, lo que tiene que decir sobre esta situación es verdaderamente aterrador. Por ejemplo en una entrevista en From de Wilderness de agosto 2003 Michael Ruppert le pregunta a Simmons si era hora que el Pico Petróleo forme parte del debate de política pública. Respondió: Ya ha pasado el tiempo. Como dije los expertos y lo políticos no tienen ningún Plan B de respaldo. Si hace pico la energía, particularmente si 5 de los 6.5 millones de habitantes tienen poco o nada de uso de la energía moderna, será un golpe tremendo a nuestro bienestar económico y nuestra salud- más grande de lo que cualquiera pudiese imaginar.

Cuando se le preguntó acerca de si existía una solución a la amenazante crisis del gas, Simmons respondió:
No creo que la haya. La solución es orar. En el mejor de los casos, si todas las oraciones son satisfechas, no habrá crisis por tal vez, dos años. Luego de eso, délo por hecho. En mayo 2004 Simmons explicó que para que la demanda sea apropiadamente controlada, el precio del petróleo debería llegar a los 182 U$S el barril. Con estos valores de crudo, el galón de gasolina llegaría a los 7U$S (1,5 U$S/litro pre-tax). Las predicciones de Simmons son muy benévolas comparadas con las cifras para las cuales se encuentran preparados otros en el mundo de la banca financiera. Por ejemplo en abril 2005 el banco inversor francés IXIS-CIB advirtió, “los precios del crudo en 2015 podrían rozar los 380 U$S el barril”.

Si quiere ponderar el nivel de devastación que significarían precios del barril de crudo entre los 200 y 400U$S para la economía norteamericana, consideren el hecho que una de las metas primarias de Osama Bin Laden ha sido forzar el precio al rango de los 200 dólares.

Los precios del crudo por encima de los 100U$S/ barril casi con seguridad detonaría guerras de recursos masivas de última trinchera a medida que el mundo industrializado se apura a tomar lo poco que queda. Esto podría explicar el porqué el director del Selective Service recientemente ha recomendado el reclutamiento militar extendido a ambos géneros en las edades entre 18 y 35 años.

Un informe de marzo 2005 preparado para el Departamento de Energía de los EEUU, confirmó las advertencias de la comunidad bancaria financiera. Titulado “The Mitigation of the Peaking of World Oil Production” (La mitigación del efecto pico de producción petrolera), el informe observó: Sin la mitigación oportuna, el equilibrio oferta/ demanda mundial será logrado mediante una destrucción masiva de la demanda (carencias), acompañado por enormes aumentos del precio del crudo. Ambos crearán un prolongado periodo de significativas dificultades económicas mundiales. Esperar hasta el momento de pico petrolero antes de iniciar los programas de mitigación de la crisis deja al mundo con un déficit de combustible líquido por dos décadas o más.

El informe continuó diciendo: Los problemas asociados al pico petrolero mundial no serán temporarios y poco servirán de guía las pasadas crisis energéticas. El reto del picado petrolero merece atención seria e inmediata si se pretenden comprender enteramente los riesgos y dar comienzo a la mitigación en un tiempo razonable.
…el mundo nunca se ha enfrentado con un problema igual. Sin una mitigación masiva por lo menos una década antes del hecho, el problema se hará presente y no será temporario. Las transiciones energéticas previas fueron graduales y evolutivas. El pico petrolero será abrupto y revolucionario. Como observó recientemente un comentarista, las razones por las cuales nuestros dirigentes actúan como desesperados es porque tenemos un problema desesperante en nuestras manos.

Si UD. ha estado preguntándose por qué la administración Bush ha estado gastando dinero, cortando planes sociales y comenzando guerras como si no hubiese un mañana, ahora tiene una respuesta: en cuanto a lo que a ellos les preocupa, no hay un mañana. Lo que es particularmente preocupante es que desde una postura puramente Machiavelica, probablemente tengan un pensamiento acertado.

Traducido por Miguel Webb
Texto origianl de Matthew Savinar, actualizado a junio 2005

FUENTE: portaldelmedioambiente.com
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres