Blogia
LOS VERDES DE COLLADO VILLALBA "EQUO COLLADO VILLALBA"

EL PROGRAMA ELECTORAL DE LOS VERDES DE COLLADO VILLALBA

EL PROGRAMA ELECTORAL DE LOS VERDES DE COLLADO VILLALBA

1.      Salud y calidad de vida

 Definición de Salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Año 1947:   “La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no sólo la ausencia de enfermedad o dolencia”  La salud depende sobre todo de los estilos de vida, la cultura y el medio ambiente. Debe guiar el diseño de todas las políticas (sociales, económicas, fiscales, agrícolas...). Por lo tanto, los propuestas de este primer apartado están profundamente vinculadas a las de todos los otros apartados de este programa con el objetivo de conseguir un municipio con una alta calidad de vida para todos y todas, sin exclusión .Se podría generar una auténtica epidemia de salud, tan sólo con :  1.      Cambios en los modelos económicos: Los modelos actuales donde prima la productividad y la rentabilidad económica tienen una influencia directa sobre el individuo, su calidad de vida y en definitiva, su salud. Es necesario reforzar el concepto de “Rentabilidad Social y ecológica” 2.      Políticas de transportes sostenibles: apostando por los transportes públicos y limpios como medio prioritario de transporte y mejorando la seguridad vial, para que los accidentes dejen de ser la primera causa de muerte entre los jóvenes. 3.      La salud en el trabajo:   Comenzando por el mismo “stress laboral”, es posible enumerar una larga lista de enfermedades asociadas al trabajo.  Debemos ser conscientes de su importancia y buscar la manera de afrontarlas apropiadamente 4.      Promover estilos de vida libres de drogas, con un cambio de la política represiva a la de gestión de riesgos, en el consumo de drogas de abuso, incluida la legalización gradual del consumo. 5.      Desarrollar un marco legal para las "medicinas alternativas” 6.      Promover una vida sana con campañas de información, reduciendo el IVA de los productos biológicos y ecológicos, potenciando su producción (cooperativas producción-distribución-consumo), con un mayor consumo en las escuelas,... Apoyar la práctica del ejercicio físico. 7.      Promover una vida libre del humo del tabaco. No queremos ni acabar con el tabaco ni prohibir al fumador el fumar, pero sí exigimos que este derecho a fumar no se ejerza menoscabando el derecho de los no fumadores a vivir sin tener que resignarse a ser fumadores pasivos. Exigimos el cumplimiento íntegro de la Ley 28/2005 de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los productos del tabaco. Para ello, y en vista del incumplimiento flagrante que se está dando de la misma, proponemos la creación de inspectores dependientes de las administraciones públicas que controlen la aplicación de la ley y tengan la potestad de imponer sanciones a los responsables de los lugares en que esta no se cumpla. 8.      Controlar y limitar la instalación de antenas de telefonía móvil. Para ello, es necesario el inmediato cumplimiento de la legalidad vigente, con la paralización y desmantelamiento inmediato de todas las antenas de telefonía móvil en situación ilegal y la inmediata declaración de una moratoria de instalación de antenas, la obligación a las operadoras a compartir las antenas, alejar los emplazamientos de las antenas una distancia significativa de las viviendas y zonas sensibles, tener en cuenta protocolos de investigación serios por organismos independientes de las operadoras, aplicar el principio de precaución.

2.      Participación ciudadana y transparencia

 En la democracia, tal como la entendemos, los/as ciudadanos/as deberían tener la posibilidad de participar en la toma de las decisiones políticas que les afectan. Y el ámbito local es el más indicado para iniciar este proceso. Por ello es necesario establecer un sistema permanente de participación y de intercambio de información entre el Ayuntamiento y los ciudadanos, no sólo a través del movimiento asociativo, sino también de manera individual. Por otro lado, es necesaria una mejor organización administrativa, que permita reducir al máximo el impacto de la burocracia en las relaciones entre la sociedad y las instituciones así como asegurar la transparencia total y a todos los niveles de los procesos de decisión y administrativos y luchar contra la corrupción a.       Presupuesto participativo donde los/as ciudadanos/as pueden participar y decidir las inversiones municipales.b.       Fomentar la Creación de asambleas ciudadanas de barrio y descentralización de la gestión municipal, con apertura de oficinas de barrio, no sólo para facilitar la tramitación administrativa (documentos, licencias, etc.), sino también como puntos informativos y lugares de reunión de las asambleas ciudadanas, ante las que comparezca periódicamente el concejal de la barriada para informar de los proyectos municipales y atender las demandas de los/as vecinos/as. Las asambleas ciudadanas constituirán el primer nivel de elaboración de propuestas para los presupuestos participativos. c.       Apoyo al movimiento asociativo, sin favoritismos, y participación del mismo en organismos autónomos municipales y en comisiones sectoriales.d.       Referéndum totales o por zonas, según los casos, para la toma de decisiones importantes.e.       Posibilitar la formulación de iniciativas legislativas populares de carácter local, respaldadas por un mínimo del 3% de los/as ciudadanos/as, para elevar al Pleno del Ayuntamiento mociones o propuestas de competencia municipal.         Gobierno Digital y Administración Digital, aprovechando las nuevas tecnologías para una comunicación directa de los/as ciudadanos/as con los representantes políticos y la administración. Medidas que garanticen el acceso a las nuevas tecnologías de la información a las personas con menos recursos.       Establecimiento de cauces reglamentarios para que los ciudadanos puedan exponer sus propuestas y demandas, incluyendo la posibilidad de interpelar directamente al alcalde.  

3.      Hacia un pueblo verde (eco-pueblo)

 El pueblo verde (eco-pueblo) tiene que ser un lugar agradable donde vivir, un espacio donde crecer. Más que en grandes obras hay que pensar en un gran proyecto de sostenibilidad urbana, sin distinción y con justicia entre barrios. El concepto de pueblo verde no se limita a la construcción de un entorno limpio y cuidado, con espacios verdes y zonas de esparcimiento. Un pueblo sostenible es aquél que hace un uso racional del suelo y de la energía, que emplea tecnologías limpias y estructuras no agresivas. La mayoría de las siguientes propuestas, además de contribuir a la conservación de los recursos naturales, supondrán en muchos casos una racionalización del gasto público y una fuente de generación de empleo.  1.      Entre las nuevas atribuciones de la Concejalía de Medioambiente estará la de emitir informes obligatorios de Evaluación Ambiental Previa para todas las actuaciones que, aun siendo competencia de otras áreas, sean susceptibles de producir impacto ambiental (control de ruidos, infraestructuras, urbanismo, instalación de antenas de telefonía móvil, etc.). En los proyectos de carácter general y en las actuaciones más relevantes el informe será encargado a organismos y profesionales independientes. 2.      Apoyo y adhesión del pueblo a la Campaña Europea de Municipios Sostenibles. 3.      Aplicación de los principios de la eficiencia energética en el ámbito de la administración local. Introducción progresiva de fuentes de energías alternativas y de la arquitectura bioclimática. Apoyo a su implantación y difusión social. 4.      Eliminación progresiva de los materiales de PVC en las construcciones municipales, por su fuerte impacto ambiental. 5.      Racionalización del tráfico y campaña permanente de concienciación ciudadana destinada a la reducción del uso del transporte privado motorizado. Impulso de un pacto social por la movilidad urbana sostenible. 6.      Medidas para incentivar el transporte público colectivo: campañas informativas, mejora de líneas, prioridad de tráfico, etc. Transporte gratuito para pensionistas, parados y otros colectivos sociales desfavorecidos. 7.      Eliminación total de las barreras arquitectónicas y adaptación del mobiliario urbano a las necesidades de las personas con problemas de movilidad. 8.      Estricto control de las infracciones urbanísticas. 9.      Limitar las plantaciones de césped y de otras especies altamente consumidoras de agua. Uso de agua no potable para el riego y limpieza. 10.  Instalación de energía solar térmica en los edificios de uso público y en las viviendas de nueva construcción. Programa de implantación progresiva de la energía solar fotovoltaica. 11.  Aprobación del PGOU (Plan General de Ordenación Urbana) orientándolo a la calidad y equilibrio urbanísticos y a la creación y calificación del suelo para VPO (viviendas de protección oficial) en función de las necesidades sociales. 12.  Planificación urbanística que tenga en cuenta los valores estéticos del paisaje urbano, que reduzca la necesidad de transporte y que integre diversos usos en un mismo espacio, evitando así la segregación en función de éstos y los desequilibrios entre las distintas zonas. 13.  Control de la contaminación atmosférica y electromagnética.    

4.      Protección y promoción del patrimonio público, natural y cultural

  El patrimonio natural que nos rodea es aquello que la naturaleza nos ha cedido en valioso préstamo, no para convertirlo en nuestra imagen y semejanza sino para disfrutar de él en equilibrio con el resto de todos sus “habitantes”, tal y como lo hicieron los que nos precedieron. Desgraciadamente, la visión arrolladoramente economicista que tenemos en nuestra sociedad actual se caracteriza por no conceder valor a este patrimonio por lo que representa en sí, por su valor intrínseco, sino por la rentabilidad financiera que puede ser obtenida de él.Y lo mismo podemos afirmar de nuestro patrimonio cultural, vinculo   fundamental con nuestro entorno y nuestra historia, reflejo de una manera de entender la naturaleza, la vida y los misterios que ésta esconde, y de compartir todo ello entre nosotros.La preservación de ambos patrimonios se convierte en tarea fundamental. La cultura, la historia, las lenguas, al igual que nuestro privilegiado medio natural son fuente de la riqueza fundamental de la sociedad de Collado Villalba  y constituyen su principal garantía de permanencia en el futuro: un legado para las generaciones futuras.  1.      Canteras, etc. 2.      Promoción de la cultura de Collado Villalba 3.      Ecoturismo   

5.      Gestión sostenible de los recursos naturales

 Somos testigos de una masiva sobreexplotación de nuestros recursos naturales a base de tecnología y aportaciones de ingredientes artificiales, los cuales, a medio plazo, agotaran irreversiblemente la capacidad de recuperación de nuestro entorno natural. Los consumidores y la ética social y ecológica reclaman un desarrollo urgente de nuevos sectores económicos: como: la agricultura y ganadería ecológicas, la pesca sostenible; con formación para jóvenes agricultores, con facilidades para la comercialización a nivel local (eco-mercados,  ecotiendas , cooperativas...), potenciando su consumo en centros públicos (escuelas...). También tenemos derecho a conocer lo que comemos, dónde se produce y que productos se incorporan a la cadena alimentaria en cualquiera de sus fases.   1.      Apostar decididamente por la agricultura ecológica. Promoción y apoyo a las iniciativas locales como las cooperativas ecológicas de producción-distribución-consumo. Vuelta a la ganadería extensiva. 2.      Apostar decididamente por la pesca sostenible. 3.      Lucha contra los transgénicos: el municipio se declara libre de transgénicos. Obliga a reflejar en las etiquetas, la presencia de transgénicos en cualquier producto y prohibir su uso en toda la gama de productos infantiles. Garantiza el cumplimiento del Protocolo de Cartagena sobre Biodiversidad, ratificado por el Estado Español (ene.2002) sobre el control de la contaminación por GMO (transgénicos) en la alimentación. 4.      Promoción del comercio local/comercio Justo. Otorgando facilidades y realizando campañas de sensibilización  

6.      Por una política viable de residuos. Stop a la incineración

 En una sociedad basada en el “usar y tirar”, la prioridad en términos de residuos radica en la minimización y la prevención. Es esencial que los municipios tomemos medidas claras para evitar al máximo la producción de residuos inútiles. Además de poner un freno a nuestro modo de consumo actual poniendo en marcha los otros puntos de este programa, consideramos que la incineración no tiene cabida dentro de un futuro sostenible y se pronuncia en favor de una intensificación del reciclaje y del compostaje, así como de otros métodos de tratamiento alternativos que empiezan hoy a tomar fuerza en el resto de Europa.  1.      Biometanización, compostaje, reciclaje 2.      Puesta en marcha de un plan de separación selectiva en origen de los residuos sólidos urbanos y reciclaje integral de los mismos. Construcción de una planta de generación eléctrica por biogas en el vertedero municipal. 3.      Políticas  de retribución o gratificación a los ciudadanos, agrupaciones de vecinos etc.… que actúen de manera más responsable

7.      La energía: limpia, ahorrada y alternativa

 El modelo energético actual devora recursos escasos y es agresivo con el medio ambiente. Solamente en el contexto de una política orientada globalmente a la sostenibilidad, se puede asumir a nivel local el reto que supone Kioto sin hacerlo pesar, como todo, sobre las espaldas de los contribuyentes. Para lograr estos objetivos, un municipio verde se apoya en tres caminos complementarios: el ahorro energético, las energías renovables y la eficiencia energética. a.       La energía más barata y más limpia es la que no se consume; es necesaria y viable una reducción del consumo del 20% para el 2010: actuando sobre el consumo público, realizando campañas de sensibilización de la ciudadanía, promoviendo una arquitectura eficiente energéticamente (ver hacia un eco-pueblo: orientación, captación solar pasiva, aislamiento..)b.       Es necesaria una apuesta firme por las energías renovables c.       Mejorar el rendimiento energético de los procesos industriales, internalizando el coste real de las actuales fuentes de energía d.       Generalizar la recuperación de aceites domésticos 

8.      Una economía solidaria y sostenible

 Nos planteamos dos grandes retos: el impulso de una economía y una fiscalidad ecológicas, que tengan en cuenta los costes ambientales y sociales en la contabilidad económica con el objeto de reducir su impacto, y la lucha contra el desempleo. Las políticas de formación ocupacional para la juventud y los colectivos desfavorecidos son muy necesarias, pero insuficientes. El Ayuntamiento debería destinar una parte muy importante de sus recursos a favorecer la creación de puestos de trabajo, midiendo la rentabilidad de los mismos en términos humanos y no exclusivamente económicos. La utilidad social compensa y supera con creces cualquier consideración de carácter economicista. Estamos convencidos de que, a largo plazo, e incluso desde una perspectiva economicista, la “rentabilidad social y ecológica” aplicada al mundo laboral puede redundar de manera  positiva en el conjunto de la economía a partir de la reducción “coste social “asociado a factores tan importantes como la precariedad laboral. Además de las medidas concretas contenidas en este apartado, la mayoría de las propuestas del resto del programa, realizadas con un enfoque ecológico, ya han demostrado en otros lugares su capacidad para la generación de empleo.  1.      Programa exhaustivo de empleos sociales. 2.      Promoción de las empresas de economía social y de todo proyecto empresarial intensivo en mano de obra. 3.      Creación de empresas de titularidad mixta – privada y pública, como medida de apoyo a emprendedores con pocos recursos. 4.      Defensa del pequeño comercio, a través de políticas compensatorias y formativas. 5.      Reducción de la jornada laboral a 35 horas en el ámbito de la Administración Local, sin disminución de los salarios más bajos. El objetivo no sería otro que la administración actuara de manera ejemplarizante de cara al sector privado. 6.      Defensa del reparto del trabajo en todos los ámbitos – con medidas de compensación, allí donde sea preciso, entendido no como una solución definitiva al problema del paro, sino como la consecuencia lógica de los avances de la tecnología, que ahorra trabajo humano. 7.      Ordenanzas que modifiquen los impuestos, tasas y precios públicos municipales orientándolos a una fiscalidad ecológica, con el objetivo de reconducir los comportamientos y la actividad económica hacia prácticas con menos costes ambientales. 8.      Introducción de criterios que valoren el interés social y ecológico de las propuestas en las licitaciones públicas de contratos del Ayuntamiento. 9.      Apoyar al sector de la economía social (cooperativas, asociaciones sin ánimo de lucro y Sociedades Anónimas Laborales), tanto para su creación, como para la dotación de suelo o servicios, mejor fiscalidad, asesoramiento legal, etc. Apoyar la creación de nuevas empresas en especial para cooperativas, SAL, pymes  y autónomos (con exención de cotizaciones a la Seg. Social, el primer año)

9.      Sociedad e integración

 El desempleo, la desigualdad de oportunidades y de género, la escasez de viviendas asequibles – sobre todo para los y las jóvenes –, la situación precaria de muchos de nuestros mayores, la marginación social – en particular de los colectivos de inmigrantes, la inseguridad ciudadana... Todos estos problemas tienen como causa la ausencia de justicia social, por lo que no es extraño que algunos de ellos se relacionen entre sí, agravándose mutuamente. Aquellos que piensan que nada se puede hacer se equivocan. Con un mínimo de voluntad política, es posible crear las condiciones para restituir paulatinamente el equilibrio social. Las siguientes medidas, en interacción con muchas de las expuestas en los otros apartados, pueden ser el primer paso.  1.      Programa de viviendas sociales, de Protección Oficial y de promoción pública, tanto de venta como de alquiler, con el objetivo de que todos los/as ciudadanos/as tengan una vivienda digna. 2.      Creación de una Agencia Municipal de la Vivienda en Alquiler, para la gestión pública de las viviendas privadas cuyos propietarios así lo deseen, con el objeto de garantizar – mediante un seguro municipal – los derechos de propietarios e inquilinos y de incrementar la oferta de vivienda asequible a jóvenes y a otros colectivos con dificultades de acceso a la misma. 3.      Programas de sensibilización a la equidad de género en las escuelas. 4.      Programa de integración de inmigrantes, minorías étnicas y grupos de exclusión social, unido a políticas activas de sensibilización ciudadana y educación para la tolerancia, interculturalidad y convivencia respetuosa con los individuos que por sus características personales (discapacidades físicas, mentales o intelectuales) entorno cultural o contexto socioeconómico tienen riesgo de exclusión o marginación. 5.      Reconocer los derechos de reunión, asociación, huelga, asistencia letrada, acceso a la sanidad y a la educación de los inmigrantes  indocumentados. Promover la convivencia intercultural y potenciar el papel asesor de organizaciones de inmigrantes y ONGS en la política de inmigración. 6.      Derecho de voto por residencia, es decir derecho de voto para los/as ciudadanos/as sin pasaporte de la Unión Europea a las elecciones municipales. 7.      Potenciación de los servicios sociales, con especial atención a las campañas educativas y a la inserción socio-laboral. 8.      Medidas de apoyo a la Tercera edad, que permitan a los ancianos y a las ancianas llevar una vida digna integrada en su propio entorno social. 9.      Apoyo al establecimiento de una renta básica que garantice unos ingresos mínimos a todas las personas sin recursos.

1.       Por una solidaridad Norte-Sur

 La situación actual de los países en vías de desarrollo es insostenible, tanto para ellos/as como para nosotros/as. La erradicación de la pobreza es un imperativo ético, pero también económico. Existe un intercambio desigual entre Norte y Sur, en términos medioambientales y de sostenibilidad planetaria: una deuda ecológica. Es tiempo de asociar al actual modelo de producción industrial, el consumismo, la producción exhaustiva de residuos y la emisión de gases de efecto invernadero por parte del Norte, a la necesidad moral y económica que éste repare las consecuencias nefastas que dicho modelo tiene sobre las poblaciones del Sur. En interacción con muchas propuestas precedentes, es nuestro deber a nivel local, en los municipios, actuar por la justicia global y la solidaridad Norte-Sur.  1.      0,7% del presupuesto municipal a la cooperación al desarrollo. 2.      Apoyo a proyectos de cooperación al desarrollo que fomentan iniciativas ecológicas y sociales y valores de paz y solidaridad. 3.      Evaluación de la política de cooperación del ayuntamiento. 4.      En la actualidad, el Comercio Justo se plantea como alternativa al modelo actual, demuestra que el mercado puede ser distinto, y a su vez trabaja para que así sea. Por ello una labor de las organizaciones de comercio justo, tanto o más importante que vender, es trabajar porque el mercado sea cada vez más justo, denunciando situaciones de injusticia, trabajando con los gobiernos para modificar aquellas políticas que claramente desfavorecen al Sur y concienciando a los consumidores y consumidoras para que compren conociendo y de manera responsable. 5.      Por tanto proponemos en un primer momento la promoción por parte de las administraciones públicas de aquellos productos con etiqueta de comercio justo para ir llegando paso a paso a una nueva forma de consumir para lograr que el Comercio Justo no sea alternativo, sino que todo el comercio sea justo y cumpla unos principios de justicia.  
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres