Blogia
LOS VERDES DE COLLADO VILLALBA "EQUO COLLADO VILLALBA"

EL PP ADELANTA AL PSOE AL CAPTAR A UNO DE CADA DIEZ VOTANTES SOCIALISTAS, RAJOY OBTENDRIA AHORA EL 42,5%, FRENTE AL 40,1% DE ZAPATERO

EL PP ADELANTA AL PSOE AL CAPTAR A UNO DE CADA DIEZ VOTANTES SOCIALISTAS, RAJOY OBTENDRIA AHORA EL 42,5%, FRENTE AL 40,1% DE ZAPATERO   ESCAÑOS
El PSOE perdería hoy casi 20 escaños y el PP sumaría una cifra similar

NACIONALISTAS
CiU se mantiene, mientras que Esquerra cedería hasta dos diputados
 CATALUNYA
El PSC sumaría cuatro puntos, aunque el Partido Popular resistiría al alza

LABOR DEL GOBIERNO
Casi la mitad desaprueba la labor del Ejecutivo y sólo un 41% la respalda
 LA OPOSICIÓN
Más del 53% considera mala o muy mala la política del PP
 CONFIANZA EN LOS LÍDERES
Un 41% confía en Zapatero, frente a un 34% que lo hace en Rajoy
 

La reforma territorial está pasando una costosa factura electoral a José Luis Rodríguez Zapatero. El último sondeo del Instituto Noxa para La Vanguardia, realizado entre los días 7 al 11 de noviembre, registra un cierto vuelco electoral, ya que - por primera vez desde las últimas elecciones generales- los populares se colocan por delante del PSOE en estimación de voto. En concreto, el PP obtendría ahora más del 42% de los sufragios, mientras que los socialistas se situarían en el 40%. Este vuelco se explicaría porque uno de cada diez votantes del PSOE votaría ahora al Partido Popular.

De confirmarse estos pronósticos, Zapatero retrocedería en 2,5 puntos con respecto a su resultado de marzo del año 2004 y, paralelamente, Mariano Rajoy sumaría casi cinco puntos a su cuota electoral de los últimos comicios. El vuelco sería aún más espectacular en la traducción de escaños, ya que invertiría prácticamente los resultados de hace casi dos años. Así, el PP pasaría de sus 148 escaños actuales a una horquilla de entre 163 y 167 parlamentarios, mientras que el PSOE - que hoy cuenta con 164 diputados en el Congreso- caería a una cifra de entre 145 y 150.

El resto de formaciones políticas mantendría sus resultados del 14 de marzo del 2004, aunque con algunos cambios en el cómputo de escaños. Así, mientras CiU conservaría sus diez diputados actuales, Esquerra podría perder hasta dos, pasando de ocho a seis. Por su parte, IU podría añadir dos escaños a su cómputo actual - al pasar de cinco a siete- y, finalmente, el Bloque Nacionalista Galego podría perder uno de los dos diputados con que cuenta.

Eso sí, el vuelco que se produce en el conjunto de España coexiste con una mejoría de las posiciones electorales del PSOE en Catalunya, donde obtendría ahora cuatro puntos y un escaño más que en marzo del 2004. Ese avance del PSC coexistiría con un leve retroceso de CiU, que sería más acentuado en el caso de Esquerra, que perdería casi tres puntos y medio de cuota electoral y hasta dos diputados. Al mismo tiempo, el PP y, en menor medida, ICV mejorarían sus resultados, aunque sólo los populares sumarían un diputado más.

En cualquier caso, estas estimaciones electorales coexisten con un deterioro de los indicadores relativos a la situación política y a la valoración del Gobierno y de su presidente. En concreto, y mientras la percepción de la situación económica registra cambios muy limitados - ya que siguen siendo mayoría los que creen que la economía va bien-, la percepción de la situación política empeora sensiblemente, hasta el extremo de que quienes piensan que es "mala o muy mala" (el 47%) superan en casi veinte puntos a los que creen que es buena o muy buena (el 28%). De hecho, estos parámetros son muy similares a los que se registraban en vísperas de las elecciones generales del 2004.

Por lo que respecta al juicio que merece la política del Gobierno de Rodríguez Zapatero en el último año, las posiciones se han invertido con respecto a los anteriores sondeos. Ahora son mayoría - un 48%- quienes consideran desfavorable la política del Gobierno socialista, frente a un 41% que emite un juicio positivo. Y lo relevante es que uno de cada cuatro electores del PSOE tiene una opinión desfavorable.

De nuevo, las percepciones en Catalunya son radicalmente opuestas a las que se registran en el resto de España. Así, en el Principado los juicios positivos sobre el Gobierno socialista se sitúan por encima del 64%, mientras que sólo un 24% de los catalanes enjuicia negativamente la labor del Ejecutivo del PSOE.

Lo paradójico es que el juicio mayoritariamente negativo sobre la labor de la oposición no registra cambios significativos con respecto a anteriores sondeos. Así, aunque aumenta en cinco puntos la cifra de quienes consideran positiva la oposición del PP - hasta situarse en un 28%-, se mantiene por encima del 50% el porcentaje de quienes juzgan mala o muy mala la labor de los populares. De hecho, uno de cada cinco votantes del Partido Popular comparte ese juicio negativo.

Finalmente, la confianza en los líderes políticos también ha experimentado algunos cambios. Así, aunque Rodríguez Zapatero sigue suscitando más confianza (en un 41% de los consultados) que Rajoy (en un 34%), esa ventaja se ha recortado sensiblemente, hasta situarse en sólo siete puntos, frente a los 17 de julio pasado. Además, la cifra de quienes desconfían en Zapatero se ha elevado ocho puntos (del 51 al 59%) en cinco meses, aunque el porcentaje de quienes no confían en Rajoy apenas ha variado: un 65%, tres puntos menos que en julio. En Catalunya, por el contrario, dos de cada tres consultados confían en Zapatero, mientras que sólo un tercio desconfía. Y por lo que respecta a Rajoy, no confía en él un 84% de los catalanes, y sólo confía un 15%.

Finalmente, Zapatero sigue siendo el líder más valorado, aunque sólo aventaja en cuatro décimas a Rajoy. En Catalunya, en cambio, el presidente se acerca al notable, mientras que el líder del PP suspende rotundamente.

FUENTE:LA VANGUARDIA


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres