Blogia
LOS VERDES DE COLLADO VILLALBA "EQUO COLLADO VILLALBA"

INFORME DE LA ONU SOBRE LOS IMPACTOS EN EL MEDITERRÁNEO

'El sur de Europa será el gran perdedor' de los efectos del cambio climático

  • En 2070, entre 16 y 44 millones de personas del sur de Europa sufrirán escasez de agua
Moreno, durante la presentación del informe. (Foto: EFE)

Moreno, durante la presentación del informe. (Foto: EFE)

MADRID.- "España va a ser uno de los lugares más afectados del mundo por el cambio climático". Así de tajante se mostró hoy el secretario de estado para el cambio climático, Arturo Gonzalo Aizpiri, en la preesentación de el estudio sobre el impacto en Europa del Sur del cambio climático elaborado por el panel de expertos de la ONU. "El sur de Europa será el gran perdedor de los próximos años, aunque a largo plazo perderemos todos", vaticinó. Extinción de especies, olas de calor, fuertes sequías, incendios, inundaciones, cambios en los cultivos... un panorama desalentador frente al que los gobiernos sólo tienen una opción: "La adaptación y la mitigación de sus efectos".

José Manuel Moreno, coautor del informe, señaló que por primera vez "se han documentado los impactos de los cambios recientes del clima en Europa". Un calentamiento que tiene -"porque ya se notan los efectos", señala- consecuencias en la distribución de las especies, en los fenómenos meteorológicos, y en los ecosistemas. "los cambios en la distribución de las especies se hand etectado en casi todos los sitios, lo que nos hace descartar casi por completo que se trate de una causa natural", señaló Moreno. En los últimos años, la primavera y el verano se han adelantado una media de dos días y medio, al igual que el otoño, que llega cada vez un poco más tarde.

Pero sin duda uno de los mayores enemigos de los países europeos en los próximos años serán los fenómenos meteorológicos extremos. Según el informe, a partir del año 2020 se incrementarán sustancialmente las posibilidades de inundaciones relámpago, especialmente en las zonas costeras; las sequías serán más frecuentes y prolongadas; la temporada de incendios forestales será más larga y de mayor riesgo y las olas de calor serán también más frecuentes e intensas.

Además, los científicos coinciden en que el cambio climático "magnificará las diferencias regionales en Europa", dado que serán los países del sur los que sufrirán más directamente los efectos del cambio de clima. "El sur de Europa será el gran perdedor de los próximos años, aunque a medio plazo perderemos todos", vaticinó Aizpiri.

Otro de los problemas a los que tendrá que enfrentarse Europa en los próximos años es la escasez de recursos hídricos. "Hacia el año 2070, el 35% de la superficie europea estará afectada por la sequía, y entre 16 y 44 millones de personas vivirán en cuencas con déficits hídricos, la mayoría de ellas en la zona mediterránea", destacan.

En España, los científicos auguran una reducción más acusada de las precipitaciones en el sur de la Península, sobre todo en el suroeste, donde a finales del siglo XXI se podría reducir hasta un 80% la lluvia.

Además, la mayor temperatura y las sequías tendrán un impacto en cultivos de las zonas más secas, como los olivares o los viñedos.

Esto conllevará también un considerable descenso no sólo del caúdal de algunos ríos -que en verano pueden reducir su nivel de agua hasta en un 80%- sino tambiéjn en la producción hidroeléctrica, que en el sur de Europa bajará un promedio de entre un 20 y un 50% en el Mediterráneo en el año 2070.

En España, los cambios en el nivel del mar y en los oleajes provocarán un retroceso costero evidente, que será mayor en los litorales de la costa Mediterránea y el Cantábrico, donde según los expertos la splayas podrían retroceder entre 20 y 40 metros.

Además, la erosión costera en el Mediterráneo será muy fuerte, y se producirá un considerable impacto en algunas infraestructuras portuarias -como diques-, especialmente en el Cantábrico.

En cuanto a los ecosistemas, los autores del estudio coinciden al señalar que los mediterráneos serán "los más vulnerables y donde se experimentarán los cambios más severos". Entre ellos, la práctica desaparición de los glaciares pequeños en toda Europa y la reducción de los grandes; la reducción de hábitats marinos y en zonas costeras ajas por el aumento del nivel del mar; la pérdida de casi el 20% de los humedales costeros; la desaparición de muchas áreas del permafrost ártico; la aparición de más áreas de tundra; o el retroceso de bosques en el sur de Europa, lo que provocará que se desplacen hacia el Norte.

Los hábitats más afectados serán los de montaña, donde los científicos estiman que puede llegar a desaparecer hasta el 60% de las especies. En España, los anfibios y reptiles del norte de Portugal y Galicia podrían desaparecer en un 95%.

Un legado con efectos irreversibles

La conclusión de los expertos que han elaborado el informe es clara: "el cambio climático afectará en mayor o menor medida a todas las regiones europeas, aunque rpedominantemente en el sur". Además, establecen que el legado del pasado será duradero. "Las emisiones ya realizadas producirán un calentamiento inevitable de 0,6ºC a finales de este siglo incluso si las emisiones de gases de efecto invernadero se mantuvieran a los niveles del año 2000", matizan.

"Estamos ante una realidad que tenemos que mitigar con planificación y con adaptación, porque sólo así podremos reducir los daños del cambio climático y gestionar sus riesgos2, advirtió Aizpiri.

Los científicos advierten a los gobiernos que las consecuencias económicas del calentamiento serán también evidentes. "La demanda de calefacción bajará (dos o tres semanas anuales) mientras que la de aire acondicionado aumentará (otras dos o tres semanas); el turismo de verano en el Mediterráneo descenderá aunque aumentará en primavera y otoño, mientras que el turismo de neve descenderá considerablemente", dicen.

FUENTE:EL MUNDO

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres